El valor creativo del modelado

Category : Opinión

La idea inicial para esta entrada era hacer un artículo de la serie 3d para todos, con un carácter más didactico, pero después de pensarlo un poco creo que es más interesante tratarlo a modo de pequeña reflexión.

La mayoria de veces cuando nos ponemos a modelar algo, lo hacemos con más  o menos imagenes de referencia, pero prácticamente siempre intentaremos emplear vistas ortograficas (frontal y perfil principalmente) para ajustar al milimetro las proporciones. Y en el fondo, esta práctica no dista mucho de calcar y hace que trabajemos más desde puntos de vista bidimensionales (otra vez frontal y perfil) que tridimensionales, que es de lo que realmente se trata.

Modelar no deberia ser calcar, es y debería ser esculpir. Y los programas de escultura digital (zbrush, mudbox) tienen mucho que decir en este punto, ya que invitan al trabajo en tres dimensiones.

Personalmente creo que la diferencia entre un técnico y un artista (por poner algún tipo de etiqueta) está, no ya en la capacidad de entender el modelado como una escultura tridimensional, sino en el valor añadido que pueda aportar a la pieza. Evidentemente esto dependerá de la pieza. En muchos casos habrá que representar de la forma más fidedigna posible el diseño sin poder aportar en apariencia demasiado. Y digo en apariencia, porque se trata de convertir diseños bidimensionales en tridimensionales y ahí es donde entra el valor creativo del modelador, que ha de ser capaz de resolver la situación. También es posible que el diseño conste tan solo de una imagen en 3/4, lo requerirá de la creatividad del modelador para crear de forma satisfactoria las partes que no aparecen en el diseño.

La capacidad para aportar ideas y soluciones es la que distingue a un buen modelador de uno del montón. Por eso no hay que cultivar solo la técnica, sino también el arte y la visión espacial.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

@